telar.es.

telar.es.

Aprende a hacer amigurumis de tejido a mano para tus hijos o amigos

Aprende a hacer amigurumis de tejido a mano para tus hijos o amigos

Aprende a hacer amigurumis de tejido a mano para tus hijos o amigos

Los amigurumis son una técnica de tejido de origen japonés que nos permite crear pequeños muñecos con lana o hilo. Se han vuelto muy populares en los últimos años debido a su fácil creación y a que pueden ser personalizados de acuerdo a nuestros gustos y necesidades.

En este artículo te enseñaremos cómo hacer amigurumis de manera sencilla, para que puedas crear tus propias figuras y sorprender a tus hijos o amigos con un regalo hecho por ti.

Materiales necesarios

Antes de comenzar, debes tener en cuenta los siguientes materiales:

- Lana o hilo de colores
- Aguja de crochet
- Relleno sintético
- Tijeras
- Ojos para amigurumis (opcional)

Técnicas básicas

Antes de comenzar a hacer tus amigurumis, es importante que conozcas algunas técnicas básicas de crochet:

- Anillo mágico: es la técnica que utilizamos para comenzar a tejer en círculos. Primero, debemos hacer un bucle con la lana y luego insertar la aguja en el mismo, para después comenzar a hacer puntos bajos o medios en el anillo.
- Punto bajo: es uno de los puntos básicos de crochet, y se realiza insertando la aguja en la labor, haciendo un lazo con la lana y luego pasando la aguja por debajo de la hebra para sacar un nuevo lazo. Luego, pasamos la aguja a través de los dos bucles que se han formado en la misma.
- Aumentos y disminuciones: para dar forma a los amigurumis, necesitamos saber cómo hacer aumentos y disminuciones. Los aumentos consisten en hacer más puntos en un mismo punto de la labor, mientras que las disminuciones consisten en unir dos puntos para formar uno solo.

Cómo hacer un amigurumi básico

Una vez que conocemos las técnicas básicas de crochet, podemos comenzar a crear nuestros amigurumis. A continuación, te enseñamos cómo hacer un amigurumi básico:

1. Comienza haciendo un anillo mágico, y luego realiza seis puntos bajos en el mismo.

2. En la siguiente fila, debemos hacer un aumento en cada punto, es decir, deberemos tejer dos puntos en cada uno de los seis puntos de la fila anterior. Al final de esta fila, tendremos 12 puntos en total.

3. Repetiremos este proceso hasta que nuestro amigurumi tenga la altura deseada. Es decir, tejeremos una fila de 12 puntos, y luego aumentaremos en cada segundo punto para formar 18 puntos. Luego, tejeremos otra fila de 18 puntos y aumentaremos en cada tercer punto para formar 24 puntos, y así sucesivamente.

4. Una vez que hemos llegado a la altura deseada, debemos comenzar a disminuir puntos para formar la cabeza del amigurumi. Para hacerlo, tejeremos una fila de 6 puntos y disminuiremos en cada segundo punto. Luego, tejeremos una fila de 4 puntos y disminuiremos en cada segundo punto. Por último, tejeremos una fila de 2 puntos, cortaremos la lana y pasaremos el hilo por los dos puntos restantes para cerrar la labor.

5. Por último, deberemos rellenar nuestro amigurumi con relleno sintético, y coser los dos extremos de la labor para formar el cuerpo del amigurumi.

Cómo personalizar nuestros amigurumis

Una de las ventajas de los amigurumis es que podemos personalizarlos y hacerlos únicos. Para hacerlo, podemos utilizar diferentes colores y texturas de lana, y agregar detalles como ojos, narices, orejas y patas.

A continuación, te mostramos cómo hacer algunos detalles para tu amigurumi:

- Orejas: para hacer orejas, debemos tejer dos piezas circulares y luego unirlas a nuestro amigurumi. Para hacerlos, podemos hacer un anillo mágico y luego aumentar en cada punto hasta formar la anchura deseada. Luego, podemos tejer una o dos filas más antes de cerrar la labor.

- Patas: para hacer patas, debemos tejer dos piezas circulares y luego unirlas a nuestro amigurumi. Para hacerlos, podemos hacer un anillo mágico y luego tejer una fila de puntos bajos. Luego, podemos tejer otra fila más antes de cerrar la labor.

- Ojos: podemos comprar ojos para amigurumis en tiendas especializadas, o podemos hacerlos nosotros mismos con un poco de lana y un trozo de fieltro negro. Para hacerlos, debemos hacer dos círculos de lana y pegarlos sobre un trozo de fieltro negro. Luego, podemos coserlos a nuestro amigurumi.

Conclusión

Los amigurumis son una técnica de tejido muy divertida y creativa, que nos permite crear figuras personalizadas y únicas para regalar o para decorar nuestra casa. Con un poco de práctica y paciencia, podemos crear nuestros propios amigurumis y sorprender a nuestros seres queridos con un regalo hecho por nosotros mismos. ¡Anímate a comenzar y descubre todo lo que puedes crear con esta técnica de tejido!